Rincón de Oración

¡Qué día tan mágico, qué noche tan especial y qué despertar tan único! El día de Reyes tiene algo…diferente… ¿verdad? Aunque ya no seamos niños, la magia de este día sigue ejerciendo sobre nosotros su encantamiento. Recibir regalos, recibir sorpresas, pasear y ver las caras de felicidad de los pequeños que estrenan sus juguetes…Muñecas, bicicletas, patinetes, coches, disfraces… llenan las calles. Y en casa, una vez más comida juntos, roscón, chocolate… intercambio de regalos con su sorpresa y su decepción…Papeles de...